sábado, 17 de mayo de 2014

Tarta de Queso (Cotton Soft Japanese Cheesecake - modificada)

Adoro las tartas de queso pero reconozco que soy muy muy tiquismiquis con ellas.
Tras investigar las mil maneras de realizar este postre y siendo primeriza en este tipo de tartas, finalmente me decanté por la clásica al horno pero con una receta japonesa, la famosa Cotton Soft con ciertas modificaciones personales, para hacerla más mía vaya.

He de confesar que ha sido una tarta algo pesada de hacer ya que su tiempo de cocción es largo y yo estaba ya desesperada por probarlo, pero es muy sencilla y realmente deliciosa. 
Muy muy suave, nada pesado y realmente delicioso. Os gustará tanto si sois amantes del queso como los que menos ya que el sabor es tan sumamente ligero que no se os hará nada repetitivo.
!Una verdadera delicia!




* Ingredientes para tarta pequeña:

- 175g de queso cremoso (queso para untar)
- 3 huevos
- 1 taza de harina de repostería
-1 taza de leche
- 1 sobre de maicena
- 1 yogurt natural cremoso
- 1 cuchara de azúcar vainillada
- 1 taza de azúcar
- 2 cucharadas de mantequilla
- 4-5 gotas de zumo de limón
- Sal

Para decorar:
Azúcar glass, sirope, frutas, chocolate...etc


* Preparación:
Ponemos a calentar el horno 160 grados con la calor hacía arriba y abajo.
Ponemos al baño maría, el queso cremoso, la mantequilla y la leche. Se mezcla todo hasta que quede espeso y homogéneo. Lo reservamos y apartamos el agua caliente que hemos utilizado del baño maría.



Separamos de los huevos las yemas de las claras, dejando aparte las claras para utilizarlas más adelante. 
En nuestra anterior mezcla le añadimos las yemas, las gotas de limón, la harina tamizada y la maicena, mezclamos muy bien.
Las claras de huevo las batimos junto con el azúcar y una pizca de sal hasta ponerla apunto de nieve y lo incorporamos a nuestra mezcla anterior.




En nuestro molde y como siempre, lo preparamos untándolo de mantequilla, se vierte la masa y lo metemos al horno durante al menos 1 hora al baño maría. Para realizar esto, con el agua caliente que tenía apartado lo he echado en la bandeja del horno y sobre esta, coloco mi molde con la tarta preparada, de esta forma la temperatura se mantendrá constante.



Dependiendo del tipo de horno y si comienza a quemarse un poco por arriba, se puede optar por colocar sobre este un poco de papel de aluminio. Iremos comprobando poco a poco si está bien horneado antes de sacar (a mi se me ha chafado un poco >_<)




Una vez finalizado, dejamos el horno enfriar antes de sacar, tras esto y con cuidado lo desmontamos del molde y le añadimos un poco de azúcar glass (opcional) 


!Y listo para decorar al gusto y devorarlo!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada